¿Comes bien pero no bajas de peso? 8 errores a evitar

ene 18, 2018 0 Comentarios en Conducta Alimentria, Estilo de vida
¿Comes bien pero no bajas de peso? 8 errores a evitar

Muchas veces acuden pacientes a mi consulta que me explican que comen muy bien, pero que no hay manera de perder unos kilos o que incluso van aumentando de peso. Evitan las grasas, los azúcares, comen de forma equilibrada, sana, pero la báscula no se mueve.¿ Porqué? Porqué sin saberlo cometen pequeños errores que van sumando y van engordando. Escoger productos sanos está bien, pero ¿de que hablamos? ¿Qué haya rúcula encima de la pizza la hace más ligera?

Leer las etiquetas, comparar, cocinar alimentos frescos de temporada, y de proximidad, es la mejor manera de no subir de peso.

Hoy os explico 8 errores que cometemos frecuentemente creyéndonos que lo hacemos bien.

  1. Pedir una ensalada en un restaurante y creernos que comemos ligero. Hoy en día las ensaladas en los restaurantes son ricas en ingredientes grasos, salsas, quesos, frutos secos. Son más ricas en calorías de lo que pensamos y a las dos horas tenemos hambre. Si pedimos ensalada hay que fijarse en su composición y en el tipo de salsa, para que luego no tengamos hambre la podemos acompañar de una rebanada de pan integral.
  2. Creer que los productos veganos y sin gluten no tienen calorías y son saludables. Vegano y sin gluten no es sinónimos de calidad nutricional, ni saludable. Muchas veces son productos procesados que contienen muchas grasas, azúcar y aditivos. Debemos fijarnos en la etiqueta nutricional y como siempre priorizar lo ecológico y cocinado en casa
  3. Picotear frutos secos a todas horas. Los frutos secos tienen grandes propiedades nutricionales, son anticolesterol y contienen calcio, magnesio y vitaminas liposolubles. Desde luego mucho mejor picar frutos secos que galletas o caramelos, pero contienen muchas grasas (buenas), ese alto contenido en grasas, aunque sean cardiosaludables, hace que tengan muchas calorías. Lo ideal es poner en un bol 20 0 30 gr. (unas 20 almendras o 3 nueces) que corresponden a unas 120 calorías.
  4. Comer productos light. Patatas fritas lights, mayonesa light, crema de leche ligera, mantequilla… cuidado con estas trampas sirven para tranquilizar la conciencia pero hace que comas mucho mas. A lo mejor llevan menos grasa, pero llevan mucho azúcar y aditivos. La grasa tiene importantes funciones en nuestro organismo y además participa en la sensación de saciedad y placer por el alimento. No hay nada mejor por la mañana que una tostada con pan de espelta untada con un poco de mantequilla biológica.
  5. Saltarse una comida para compensar otra. Lo único que conseguirás es comer mucho más y desestabilizar tu glucemia y tu insulina. Mejor tomar algo muy ligero como una verdura al vapor o un pescado y nada de postre.
  6. Escuchar a los demás. Dejarse influenciar por los mensajes publicitarios, los consejos de tus amigos, la dieta de moda. Cada persona es diferente, lo que funciona para unos no funciona para otros. Al único que hemos de escuchar es a nuestro cuerpo, las sensaciones que nos producen los diferentes alimentos, este nos hincha, otro nos da dolor de cabeza. Conocer nuestro cuerpo y adaptarnos a nuestras necesidades.
  7. Dormir poco, la falta de sueño favorece el sobrepeso. Cuando uno está cansado, se segrega mas ghrelina, hormona del apetito y menos leptina, hormona de la saciedad. Es importante dormir de 7 a 8 horas, o hacer una siesta pequeña de unos 20 minutos.
  8. Acabar todo lo que esta en el plato sin tener hambre, o comernos lo que dejan los demás porque la comida no se tira. En efecto la comida no se tira, el despilfarro alimentario es un problema muy importante en la actualidad, pero esta no es la forma de solucionarlo. Guarda las sobras para otro momento o cocina menos cantidad y sobre todo compra con una lista, sólo lo que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *