Alimento del mes, polenta.

oct 3, 2016 1 Comentarios en Sin categoría
Alimento del mes, polenta.

Cada mes intentaré explicar algún alimento que me parezca  atractivo, por su valor nutricional o porque me llame la atención.

Este mes le toca a la polenta, un alimento tradicional en la gastronomía italiana, aún no muy conocido en la nuestra, pero cada vez más utilizado por nuestros cocineros y ya vamos encontrando en la carta de muchos restaurantes de nuestro país. Es rápida de cocinar, al no contener gluten es apara para celíacos y muy nutritiva.

La polenta es la sémola que se obtiene al triturar el grano de maíz. 

Colón llevó el maíz a Europa y al cabo de una generación ya se cultivaba en todo el sur de Europa. En Italia se integró en la población con mucha fuerza, fueron los Venecianos en el siglo XVI los que descubrieron en la harina de maíz la polenta. Al principio la tomaron sola y después la utilizaron como acompañamiento de los platos principales.

El maiz actualmente,  es el cultivo más importante del mundo, por delante del trigo y el arroz y es el alimento principal de millones de personas en América Latina, Asia y África. En Europa y Estados Unidos también se utiliza. Es apreciado por su sabor, textura y la sustancia que aporta a numerosos platos, horneados, fritos y como tentempié. Además el maíz proporciona masa para elaborar whisky, almidón para espesar salsas, jarabe para dar sabor y viscosidad a diversas preparaciones dulces  y aceite de maíz. Otras partes de la planta se utilizan también para muchos procesos industriales.

El cultivo de maíz y su preparación son relativamente fáciles y por eso se convirtió en el alimento vegetal básico en muchas culturas.

El componente nutricional principal de la polenta son los hidratos de carbono complejos, en concreto el almidón, con lo que puede considerarse una buena fuente de energía, se absorbe lentamente y produce sensación de sacidad.

La polenta amarilla contiene beta-carotenos, que son precursores de vitamina A y actúan como antioxidantes. También contiene vitaminas del grupo B, esenciales para el sistema nervioso.

Su contenido en proteínas es bajo y además carece del aminoácido lisina.

Es rica en fibra y contiene minerales como el magnesio, calcio y fósforo.

100 gramos de polenta proporcionan 314 kcal.

Preparar una buena polenta no es complicado, pero es muy importante la proporción de sémola y líquido. Lo ideal es una medida de polenta por 4 de líquido. El líquido puede ser agua, caldo, una bebida vegetal, también se le puede añadir sal, pimienta, jengibre, tomillo.

Una vez el líquido empiece a hervir se baja el fuego y se añade la polenta poco a poco, en forma de lluvia y se bate constantemente para que no se formen grumos. Se remueve de 5 a 8 minutos hasta q esté cocida. Se puede tomar como plato principal, como acompañamiento o como postre. Está buenísima con un ragú de carne, quesos, verdura y como guarnición a pescados o carnes.

Como siempre lo ideal es que sea ecológica y de proximidad. Es una buena forma de introducir este cereal es nuestra dieta y asi conseguir una alimentación más variada.

Probarla!! y contarme vuestras recetas con polenta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *