Amaranto, el alimento de los guerreros

Ene 3, 2017 0 Comments in alimentos
Amaranto, el alimento de los guerreros

¿Comes siempre los mismos cereales? Hoy hablaremos de uno poco común en la dieta mediterránea, que vale la pena conocer por su alto valor nutritivo y para diversificar nuestra alimentación. Se trata del amaranto, un pseudocereal con propiedades similares a la quínoa, que destaca por tener un alto contenido en proteínas, parecido al de las legumbres.

¿Cuál es su aspecto y de dónde proviene?

La planta del amaranto puede llegar a medir hasta 3 metros de altura y se caracteriza por sus flores de color rojo intenso, mientras que el grano es muy pequeño y de color blanquecino. Existen alrededor de 800 especies de amaranto, cuyas características varían según la zona donde sean cultivadas.

Si retrocedemos en el tiempo, vemos que el amaranto tiene sus orígenes en América, donde era uno de los principales alimentos de culturas como la Azteca, la Maya o la Inca. Entonces era el alimento de los guerreros, ya que les proporcionaba una gran resistencia física, y estaba tan bien considerado que incluso formaba parte de los ritos religiosos de estas culturas.

Más adelante, con la llegada de los españoles, su cultivo fue casi erradicado por ser considerado un alimento «pagano», pero hoy en día el amaranto sigue consumiéndose en América del Sur y se ha observado que prácticamente no existe malnutrición en las zona que lo incluyen en su dieta. Además, su cultivo ofrece un alto rendimiento, ya que puede crecer en suelos pobres en nutrientes y zonas con climas adversos, e incluso resistir a las sequías.

Propiedades nutricionales

El amaranto posee un perfil nutricional excepcional, rico en grasas saludables, minerales, fibra, vitaminas (especialmente del grupo B) y proteínas, como hemos visto anteriormente. Su consumo es especialmente recomendable en:

  • Deportistas, por su gran valor energético y su aporte en proteínas de alto valor biológico.
  • Embarazadas, gracias a su aporte en ácido fólico y niños, por su alto valor nutricional.
  • Personas con intolerancia al gluten o celíacas, ya que no contiene gluten.
  • Vegetarianos y veganos. Su aporte en hierro y proteínas lo hace ideal para las dietas en las que no se consume proteína animal.
  • Personas con osteoporosis. El amaranto es rico en calcio y posee minerales que contribuyen  a su absorción, como el magnesio o el silicio.

Sus propiedades no terminan aquí; también es útil para personas con anemia, por su elevada cantidad de hierro y para combatir el estreñimiento, debido a su contenido en fibra. La fibra del amaranto también lo convierte en un alimento saciante, ideal para personas que desean adelgazar, y como alternativa a otros cereales más calóricos.

Contiene casi todos los los aminoácidos esenciales para el organismo, especialmente lisina y metionina y sus grasas saludables favorecen la prevención de patologías cardiovasculares.

Ideas para incorporarlo a tu dieta

Los usos de amaranto en la cocina son muchos, con él se preparan cereales, harinas, bebidas vegetales, dulces…Podemos utilizarlo tanto crudo como hervido, en recetas dulces o saladas y en platos fríos o calientes. A continuación, te propongo distintas formas de introducirlo a tu dieta.

  • En sopas y guisos, a los que puedes añadir verduras y otro cereal como el arroz integral.
  • Combinado con otros cereales y legumbres, para obtener una proteína completa.
  • En el desayuno, para merendar o bien como snack entre horas, los copos de amaranto hinchados con leche son una buena opción. También son deliciosas las barritas energéticas y las galletas de amaranto.
  • Si te apetece un snack salado puedes probar las palomitas de amaranto, como alternativa a las palomitas de maíz. Basta con introducir dos cucharadas de este pseudocereal en una sartén bien caliente y esperar a que los granos comiencen a saltar.
  • En ensaladas, para aportar un toque de color y aumentar su valor energético.
  • Para rellenar verduras, como calabaza, berenjena, entre otras.

¡Suma a tu dieta el alimento de los guerreros!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *