Caldo de huesos detox

ene 10, 2018 0 Comentarios en recetas saludables
Caldo de huesos detox

Hoy aprovechando la vuelta a la normalidad quiero proponeros una receta de caldo de huesos.

El caldo ha sido utilizado a lo largo de los siglos por sus propiedades nutricionales y como remedio medicinal. En los siglos XIX y XX se estudiaron más a fondo sus propiedades y hoy en día sigue siendo un alimento básico culinario y medicinal en todo el mundo.

El caldo de huesos es cálido y reconfortante, contribuye a la buena salud del intestino y es un buen detoxificante hepático, ideal post excesos navideños.

Este caldo es una receta que he sacado del libro brodo a bone broth cookbook  del chef Marco Canora.

Me gustaría explicaros un poco la historia de Brodo, porque me parece muy curiosa.

fullsizeoutput_12fc

Brodo es una ventana adjunta al restaurante Hearth de Marco Canora en el East Village de Nueva York y sirven caldo de huesos. Brodo empieza a servir caldo en Otoño de 2014. El chez empieza a realizar cambios importantes en su dieta, a raíz de un problema de salud, uno de estos cambios es incorporar una taza de caldo cada día a su dieta, atribuyendo una parte de su  buen estado de salud actual al caldo. Caldo que siempre había cocinado para sus platos en su restaurante. Los ingredientes de estos caldos son de alta calidad: huesos de animales criados orgánicamente, vegetales eco, hierbas frescas, especias enteras y sin conservantes. Lo cocinan durante 18 horas, para asegurar el máximo sabor y densidad de nutrientes en cada taza.

Actualmente su caldo se  encuentra en varios lugares de la ciudad, no sólo en la ventana de su restaurante, además lo envía congelado a todo el país.

Ingredientes

5 Kg de huesos de ternera

tomate frito

3 cebollas

2 puerros

6 ramas de apio

2 zanahorias

5 hojas de laurel

perejil

pimienta negra y blanca

sal y tomillo

Preparación

Poner los huesos en una sola capa en la bandeja del horno, pintados con la salsa de tomate. Tostar hasta que estén marrones, dándoles la vuelta (90 minutos).

Poner los huesos tostados en agua, que los cubra unos 8 centimetros.

Hervir durante 1 hora a temperatura alta. Ir recogiendo la espuma que se forme en el agua cada 20 minutos aproximadamente.

Cuando hierva reducir la temperatura y poner la olla medio dentro medio fuera del fuego. Hervir dos horas a fuego lento e ir limpiando.

Añadir todas las verduras. Cocinar a fuego lento de 12 a 16 horas. Ir limpiando la espuma.

Controlar el fuego y que los huesos queden sumergidos.

Al finalizar la cocción remover los huesos, quitar las verduras y colar el caldo, con un colador muy fino,

Enfriar y dejar sedimentar en la olla.

Refrigerar y desgrasar.

Se puede guardar hasta 5 días en el frigorífico y también congelar.

Se sirve caliente acompañado de trocitos de jengibre, pimienta negra etc.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *