Dieta saludable y sostenible

oct 2, 2018 0 Comentarios en Estilo de vida, Nutrición, salud
Dieta saludable y sostenible

Hoy en día muchos pacientes, vienen a visitarse porque quieren mejorar sus hábitos alimentarios y comer de forma saludable. Me gusta que vengan a verme para mejorar su forma de comer, porque significa que vamos siendo conscientes de lo importante que es la alimentación para nuestra salud. Pero creo que a la alimentación saludable habría  que introducirle otro concepto y es el de alimentación sostenible. Las dietas sostenibles y saludables generan beneficios tanto para las personas como para  el medio ambiente y deberían ser una prioridad en las acciones para reducir el cambio climático.

La producción y el consumo de alimentos son responsables del 19-29% de las emisiones de gases de efecto invernadero de origen humano, del 60% de la pérdida de biodiversidad terrestre y del 70% del consumo de agua dulce. Los alimentos de origen animal, sobre todo los ganaderos, son la principal causa.  Para el 2050, las emisiones de gases de efecto invernadero originadas por la alimentación y la agricultura podría incrementarse hasta el 80% debido al aumento de  consumo de productos de origen animal.

La necesidad de cambiar a dietas y sistemas alimentarios más sostenibles es cada vez más evidente, pero nada fácil de lograr. Según la definición de la FAO, la sostenibilidad de las dietas va más allá de la nutrición y el medio ambiente e incluye aspectos económicos y socioculturales. Esto muestra su complejidad.

Las dietas sostenibles son aquellas que generan un impacto ambiental reducido y que contribuyen a la seguridad alimentaria y nutricional y a que las generaciones actuales y futuras lleven una vida saludable. Además protegen y respetan la biodiversidad y los ecosistemas, son culturalmente aceptables, accesibles, económicamente justas y asequibles y nutricionalmente adecuadas, inocuas y saludables, y optimizan los recursos naturales y humanos. (FAO).

Si la dieta se ajustara a las recomendaciones de la OMS sobre alimentación saludable, se reducirían las emisiones de gases efecto invernadero entre el 29 y el 70% además de mejorar la salud.

Solamente hay 4 países que incluyen en sus guías alimentarias conceptos  de sostenibilidad (Alemania, Brasil, Suecia, Qatar).

Lo ideal es encontrar una dieta en la que los alimentos sean saludables, nutritivos y sostenibles, un buen ejemplo sería nuestra tradicional dieta mediterránea, aunque hoy en día la mayoría de la población se aleja de este patrón.

Las recomendaciones para promover una dieta saludable y sostenible incluyen:

       Tener una alimentación basada en alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, legumbres, frutos secos, granos integrales)

       Tomar 5 raciones de fruta y hortalizas al día.

       preferir alimentos locales y de tempotada

       reducir el desperdicio de alimentos

       consumir pescado de reservas sostenibles

       reducir el consumo de carne roja y procesada

       reducir el consumo de alimentos altamente procesados

       reducir el consumo de azúcares libres a menos del 10% (lo ideal 5%) del aporte energético total (50g).

       Limitar el consumo de sal a menos de 5 g al día

Hemos de ser conscientes de que la elección de alimentos, puede ser el granito de arena con el cual cada persona contribuye a preservar el medio ambiente y  la salud en general y así proteger el planeta.

El consumidor del siglo XXI, ha de pedir información clara sobre los alimentos, que sean saludables y fomenten la sostenibilidad ambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *