¿Qué es la disbiosis?

nov 12, 2017 0 Comentarios en Nutrición, salud
¿Qué es la disbiosis?

A veces la microbiota intestinal se puede alterar, una situación llamada disbiosis.

Es un desequilibrio cualitativo y cuantitativo de la microbiota intestinal, es decir una alteración de las colonias microbianas ya sea en número o en tipo.

Para entender la disbiosis vamos a recordar que es la microbiota.

¿Qué es la microbiota?

Nuestro organismo está colonizado por millones de bacterias que conforman la microbiota humana. Estas bacterias conviven con nosotros en benficio mutuo (simbiosis). Están en la piel y en casi todas las mucosas, en el intestino es donde la tasa de colonización es más alta. El intestino es la mayor superficie de contacto entre el interior y el exterior de nuestro organismo. Millones de microorganismos colonizan la mucosa intestinal, son de diferentes tipos y van cambiando con la edad.

El equilibrio en la microbiota es esencial para una buena salud.

La estabilidad de la microbiota depende de la edad, la genética, el medio ambiente y sobre todo de la dieta, una alimentación equilibrada fomenta su función y conservación.

Funciones de la microbiota:

  • función defensiva frente a parásitos o bacterias.
  • Regulación de nuestro sistema inmune
  • Sintetiza y suministra nutrientes, como ácidos grasos de cadena corta, vitaminas y aminoácidos. Favorece la absorción de hierro y calcio y aporta energía. Genera serotonina y hormonas que influyen en nuestro cerebro y comportamiento.
  • La microbiota tiene efectos a distancia, produciendo señales químicas en otros órganos.
  • Estabiliza el transporte de sustancias entre la luz intestinal y el interior del organismo
  • Junto con el riñon y el hígado es el órgano de detoxificación más importante.

Causas de disbiosis.

Muchos factores como los cambios en los hábitos dietéticos y la toma de antibióticos pueden influir en el equilibrio microbiano y conducir a la disbiosis.

Tóxicos externos:

  • tabaco
  • alcohol
  • estrés
  • contaminación ambiental
  • pesticidas

dieta:

  • insuficiente masticación
  • déficit de vitaminas y minerales
  • dieta proinflamatoria, con muchas grasas y azúcar y poca fibra

Factores intrínsecos:

  • déficit de ácido clorhídrico
  • déficit de enzimas pancreáticas
  • diarrea o estreñimiento
  • envejecimiento

Fármacos:

  • Antiinflamatorios no esteroideos
  • Sobre todo antibióticos, producen cambios en los patrones de la microbiaota y cambios metabólicos que afectan a su función.
  • Corticoides

infecciones:

  • salmonelosis
  • parasitos
  • hongos
  • helicobacter pylori

Cuando hay un desequilibrio, una disbiosis, puede tener repercusiones a nivel digestivo y en todo el organismo en forma de alteraciones metabólicas e inmunológicas.

Las alteraciones pueden ser agudas o crónicas.

  • agudas: son alteraciones pasajeras en la composición de la flora intestinal y se manifiestan en forma pasajera como afección gastrointestinal (diarrea, meteorismo)
  • crónicas. Cuando la flora intestinal sufre una alteración durante mucho tiempo se pueden desarrollar reacciones sistémicas y cuadros patológicos que creemos que parece que no tienen nada que ver con la microbiota intestinal.

Los síntomas de la alteración en la microbiota son debidos a un aumento de la permeabilidad intestinal, una alteración del sistema inmune y/o una inflamación de la pared.

La microbiota es un órgano con una intensa actividad metabólica por ello los cuadros clínicos que se presentan son muy diversos.

  • gastrointestinales: estreñimiento, diarrea, meteorismo, hinchazón, síndrome del intestino irritable, enfermedades inflamatorias crónicas intestinales, intolerancias alimentarias.
  • no gastrointestinales: infecciones crónicas de vías respiratorias altas y bajas, infecciones de orina, alergia alimentarias, dermatitis atópica, urticaria.
  • Patologías asociadas: obesidad, diabetes, depresión, fatiga crónica.

Los pacientes no conocen la disbiosis como tal y no asocian sus síntomas a su microbiota intestinal. Muchas veces estos problemas se resuelven en 2 o 3 meses. En otras ocasiones la disbiosis es más molesta y dura más tiempo.

Tratamiento

  • vida sana y saludable
  • prebióticos y probióticos, ayudan a reparar la microbiota
  • dieta personalizada, cuidado con las intolerancias y con retirar alimentos, ,sino tratamos el intestino no se resuelve. Nuestro intestino influye en como el organismo procesa loa alimentos. A su vez los alimentos pueden alterar las bacterias de nuestro intestino.

Actualmente se practican análisis microbiológicos de heces, para valorar la microbiota intestinal del paciente tanto sus características cuantitativas como cualitativas y también se miden parámetros funcionales. De esta forma podemos realizar un tratamiento personalizado, según los resultados para cada paciente.

.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *