En agosto, ¡desconexión! ¿y tú?

jul 31, 2018 0 Comentarios en Estilo de vida
En agosto,  ¡desconexión! ¿y tú?

 

Se acerca el mes de agosto y este año me he propuesto… ¡desconectar! Hace años que publico artículos durante este mes, a pesar de que la mayoría de nosotros – si no las hemos hecho ya o si las hacemos más adelante- estemos de vacaciones.

Y esta vez he pensado en desconectar del todo, igual que te propongo hacer a ti. Porque después del ajetreo de todo el año creo que es la mejor opción para nuestro cuerpo y nuestra mente y para volver a la carga con las pilas al 100% y con la sensación de haber aprovechado la gran oportunidad de hacer un reset. ¡Estos son mis consejos! ¿Te apuntas?

BUSCA ESPACIOS DE REFLEXIÓN

Me propongo y te propongo centrarte en buscar espacios de silencio, reflexión y de calma, olvidarte del móvil y el ordenador, de las listas de tareas pendientes y centrarte en ti. Es un buen momento para mirar hacia atrás y hacer balance del curso superado, y pensar en cómo te gustaría que fuera el siguiente y qué puedes hacer para conseguirlo.

Pero sobretodo es el momento de intentar hacer algo que en nuestro día a día parece imposible: disfrutar del presente. Escuchar tus emociones, desconectar tu mente de las preocupaciones, disfrutar de no hacer nada… Actividades como el yoga, la meditación, caminar por la playa, entre la naturaleza o nadar pueden ayudarte a conseguirlo y te facilitarán relajarte y dejar atrás el estrés acumulado antes de las vacaciones.

COME SANO, PERO PRACTICA EL CHEATMEAL

Porque el verano es un periodo para disfrutar, te propongo que aunque estés a dieta o procurando comer siempre sano, practiques ocasionalmente el Cheat Meal (traducido al español, “Día trampa”). Es Cheat Meal consiste en permitirse, normalmente un día a la semana y en una sola comida, saltarse la dieta y comer lo que nos apetezca.

Esta práctica, que se ha extendido entre los deportistas, es muy recomendable para seguir motivados con continuar alimentándonos de forma saludable. Ese día no contaremos calorías y esta excepción nos traerá beneficios psicológicos. Además, ayudaremos al organismo a ser capaz de tolerar ese extra de calorías, de vez en cuando.

De todas formas, ¡te propongo evitar la comida basura! Por ejemplo, si te apetece un helado, opta mejor por uno artesanal que por uno procesado.

SÍ A LOS COMFORT FOODS

¿Recuerdas el concepto de comfort food? Hace referencia a aquellos alimentos tradicionales que dejan huella en nuestra memoria gustativa y nos provocan emociones positivas. Se asocia a la comida casera que nos trae recuerdos, y que no solo es un deleite para el paladar sino que además nos evoca a personas, momentos o lugares de nuestra infancia.

¿Un ejemplo? Los canelones o las croquetas de la abuela. Cada persona tiene su comfort food. Te propongo que este verano te des el capricho de disfrutar del tuyo, de forma puntual, y de revivir esos momentos tan especiales de tu memoria.

SI VIAJAS, ¡PRUEBA!

Si ya tienes planeado un viaje no olvides probar los platos típicos de ese lugar, siempre y cuando te apetezca hacerlo. Puedes continuar con tu dieta al día siguiente y no privarte así de disfrutar de una propuesta gastronómica diferente, que no tendrás a tu alcance cuando vuelvas a casa. Así que, ¡aprovecha!

LEE, PASA TIEMPO CON TU FAMILIA Y/O AMIGOS… ¡HAZ LO QUE NUNCA PUEDES HACER!

¿Y quién no espera el verano para poder leer sin pausa ese libro aparcado desde hace tiempo? Es el momento de encontrar espacios para sumergirse en la lectura o practicar nuestros hobbies favoritos; de pasar tiempo con la familia y de disfrutar de los planes con amigos.

En conclusión, todo ello se podría resumir en una sola palabra: desconecta. Estas vacaciones, disfruta de cada segundo y desconecta a todos los niveles. ¡Feliz verano! Nos vemos en septiembre. 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *