Nutrientes y medicamentos. ¿Cómo interaccionan?

mar 24, 2017 0 Comentarios en salud
Nutrientes y medicamentos. ¿Cómo interaccionan?

 

Las interacciones entre medicamentos y alimentos se traducen en la aparición de efectos inesperados negativos o no en la seguridad y eficacia del tratamiento y en el estado nutricional del paciente.

Hoy en día, el aumento de la esperanza de vida conduce a la toma de varios medicamentos (polimedicación). El exceso de fármacos, junto a la prescripción inapropiada de algunos principios activos, aumenta el riesgo de interacciones tanto fármaco-fármaco como fármaco-nutrientes. La incidencia de reacciones adversas debidas a interacciones entre medicamentos y alimentos no se conoce exactamente, pero su frecuencia es más alta de lo que parece, ya que los alimentos son, con gran diferencia, la sustancia que más se asocia con la toma de medicamentos. Aparecen sobre todo en las personas mayores, debido a su elevado consumo de medicamentos, la mayor incidencia de incumplimiento y errores de medicación y en los enfermos crónicos que ya tienen deteriorada su situación a nivel nutricional.

Una interacción entre un fármaco y un alimento puede definirse como:

  • una alteración cuantificable del perfil del fármaco, por la administración anterior o simultanea de un alimento. La presencia del alimento puede retardar o anular la absorción del medicamento, pudiendo dar lugar a un fracaso terapeútico.
  • una alteración cuantificable del nutriente, por la administración anterior o simultanea de un medicamento. El fármaco puede afectar a la biodisponibilidad o utilización del nutriente, pudiendo dar lugar a desnutrición.

Los fármacos que con mayor frecuencia producen interación con los alimentos son:

  • medicamentos con un margen terapéutico estrecho, esto significa que su dosis terapéutica esta muy cerca de su dosis tóxica.
  • Medicamentos en que pequeños cambios en las dosis producen grandes cambios en el efecto.
  • Fármacos que para ser eficaces, deben mantener una concentración en sangre sostenida.

En cuanto a los alimentos va a ser su cantidad, su composición y el momento en que se ingiere respecto al medicamento lo que va a determinar la aparición de la interacción. El alimento retrasa el vaciado gástrico y reduce la absorción de muchos fármacos.

Cuando decimos que un medicamento debe tomarse en ayunas, quiere decir que no debe haber ingesta de alimentos durante al menos 1 hora antes y 2 horas después de la toma del medicamento.

El riesgo de aparición de una interacción depende de las caracteristicas del paciente: Edad, estado nutricional, patología que presenta y forma de metabolización.

Hay 2 tipos de interacciones entre medicamentos y alimentos:

  • De los nutrientes sobre los medicamento

Los alimentos pueden alterar el comportamiento del medicamento, alterando su actividad terapeútica, aumentándola, disminuyéndola o retardándola.

Estas interacciones actúan sobre la respuesta farmacológica y por tanto el medicamento no cumple el objetivo para el que fue prescrito.

Por ejemplo, los alimentos ricos en vitamina C, favorecen la absorción de hierro. Por eso se aconseja tomar los comprimidos de hierro con un zumo de naranja. Otro ejemplo es el zumo de pomelo, que produce una serie de cambios metabólicos sobre diferentes enzimas dando lugar a un aumento de concentración, esto ocurre con varios medicamentos. A veces esta interacción es tan grande que puede potenciar en 5 veces la acción de un fármaco, como seria el caso del zumo de pomelo con estatinas (medicamentos para disminuir el colesterol), aumentando el riesgo de padecer efectos secundarios.

  • De los medicamentos sobre los nutrientes.

Cuando los medicamentos pueden modificar la utilización de los nutrientes. Aumentando la eliminación del nutriente por via renal o intestinal, impidiendo su absorción o transformándolo en una sustancia diferente.

Como ejemplo, los medicamentos antidepresivos tipo IMAO y las aminas contenidas en ciertos alimentos (quesos, vinos, verduras y salsas fermentadas, ahumados, encurtidos, algunas frutas…), esta interacción produce crisis hipertensivas que pueden llegar a ser graves.

Existen determinados medicamentos, que inducen malabsorción de diferentes micronutrientes (vitaminas y minerales).

Ejemplos interacción fármaco-nutriente

Fármaco Malabsorción/déficit nutricional
Ácido acetilsalicílico  Vitamina C, folatos, hierro
Anticonceptivos orales  Vitamina B6, folatos
Antihistamínicos H2   Vitamina B12, folatos, zinc, calcio, hierro, magnesio
Antidepresivos   Coenzima Q10, vitamina B2
Antibioticos en general   Vitamina K, biotina
Antidiabétcos orales   coenzima Q10, vitamina B12
Broncodilatadores   Vitamina B6, potasio, magnesio
Corticosteroides   Vitamina B6, D,C, calcio, hierro, potasio, zinc, selenio
Diuréticos   Vitamina B1, C, calcio, potasio, magnesio, zinc

 

Para prevenir estas interacciones no deseadas, se deberían tomar las siguientes medidas:

  • Ingesta diaria de micronutrientes, según las recomendaciones establecidas por la OMS.
  • Suplementación de los elementos deficientes
  • Programas de fortificación a largo plazo para las poblaciones de riesgo
  • Monitorización de los micronutrientes en pacientes de alto riesgo, como ancianos, obesos, estados críticos o enfermedades crónicas y en personas con medicación de riesgo de producir interacción con los nutrientes como antimicrobianos,
    • Monitorización de los micronutrientes en pacientes de alto riesgo, como ancianos, obesos, estados críticos o enfermedades crónicas y en personas con medicación de riesgo de producir interacción con los nutrientes como antimicrobianos, antiepilépticos, anticoagulantes, fármacos con estrecho margen terapéutico.
    • Reducir siempre al mínimo el numero de medicamentos que deben administrarse.

    Los profesionales de la salud debemos informar siempre a los pacientes sobre el momento mas conveniente de ingestión de medicamentos en relación a las comidas, de forma que el horario y el tipo de alimento favorezca al máximo el efecto terapéutico del medicamento e impida la posible deplección de nutrientes.

     

     

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *