Dulce de membrillo

nov 16, 2017 0 Comentarios en alimentos
Dulce de membrillo

 

 

Hoy os dejo la receta del dulce de membrillo. Cuando compraba dulce de membrillo me parecía complicadísimo prepararlo, pero es una receta muy sencilla y desde hace años cada otoño lo preparo, me encanta cocinarlo, comerlo y regalarlo.

Al cocinarlo vemos las múltiples transformaciones químicas que sufre esta fruta con la cocción, cambia el color, la textura y el aroma cosa que me sorprende cada año al prepararlo, ¿cómo una fruta tan dura y áspera se convierte en algo tan delicioso y con ese color tan bonito? pero eso es cocinar, entre otras cosas, mucha bioquímica.

El membrillo tiene gran cantidad de pectina en la piel y en las semillas, es lo que hace que espese tan bien. Al cocer la fruta con el azúcar se extrae la pectina, el calor y el ácido hacen que se rompan y ablanden las paredes celulares ricas en pectina.

El cambio de color se debe a que el membrillo posee compuestos fenólicos incoloros (proantocianidinas), que al calentarse reaccionan formando verdaderas antocianinas, cambiando de color blanquecino a rojizo.

Ingredientes:

1 kg de membrillo

De 800 gr a 1 kg de azúcar, no menos del 80% del peso del membrillo, sino no solidificará.

el zumo de 1 limón

Preparación

Lavamos muy bien los membrillos y los cortamos en trozos, sacando la parte donde están las pepitas.

Los cocemos en agua con piel, recordemos que en la piel y en las pepitas esta la pectina, la parte central puede envolverse en una gasa y bien atada cocerse junto al membrillo.

Una vez cocido lo escurrimos y lo pesamos, porque necesitamos mezclarlo con la misma cantidad de azúcar o un 80% del peso del membrillo de azúcar.

IMG_9176

Si calculamos mal la cantidad de azúcar respecto a la fruta, corremos el riesgo de que el membrillo no cuaje.

Mezclamos el membrillo cocido con el azúcar y añadimos el zumo de 1 limón.

El limón hace que se potencie el color de las antocianinas.

Ponemos a cocer, por lo menos 45 mtos, cuidado cuando se está cociendo y lo removemos porque salpica mucho y quema, vamos observando como cambia de color y como va espesando. Cuando esta lo suficientemente espeso, trituramos con una batidora. Lo ponemos en recipientes de cristal y cuando esta frio lo guardamos en la nevera tapado. Dura muchísimo en la nevera porque el azúcar actúa como conservante, también podemos congelarlo.

A parte de tomarlo como postre yo lo utilizo para acompañar carnes o foie.

Ya me contareis!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *