¿Porqué comemos Roscón de Reyes?

dic 27, 2017 0 Comentarios en Estilo de vida
¿Porqué comemos Roscón de Reyes?

 

El roscón de Reyes, es un bollo de forma redonda elaborado con una masa dulce y adornado por encima con frutas escarchadas de diferentes sabores. Puede rellenarse de nata montada, crema o chocolate. En su interior hay una sorpresa, una figurita de cerámica y un haba. Quien encuentra la sorpresa en su trozo es coronado como el Rey del día y el que encuentra el haba paga el roscón. Se toma de postre o de merienda el día de reyes, 6 de enero.

El roscón de Reyes es una tradición pagana, que como muchas otras, con el tiempo se ha incorporado a las celebraciones religiosas.

Su origen viene de la época romana, siglo II ac., en la que a mediados de diciembre se realizaban unas celebraciones paganas llamadas “fiestas sarturnales”, en homenaje a Saturno, dios de la agricultura y las cosechas. En las saturnales además del fin de la cosecha, se celebraba la finalización del periodo más oscuro del año. Los romanos celebraban el nacimiento del nuevo periodo de luz. Estas fiestas duraban 7 días, del 17 al 23 de diciembre y en ellas se decoraban las casas con plantas y velas para celebrar la llegada de la luz, se hacían regalos y banquetes. Se preparaba entre otras cosas un postre, que era una torta hecha con miel, frutos secos, higos y dátiles.

En el siglo III dc se introdujo el haba como signo de prosperidad y fertilidad. Al que encontraba el haba en su trozo de torta se le auguraba un año de prosperidad.

Posteriormente la Iglesia hizo desparecer muchas fiestas paganas, incluidas las Saturnales, pero el roscón no desapareció. La costumbre quedó muy arraigada sobre todo en Francia, conociéndose la celebración como “el Rey del haba” (le Roi de la fave).

En el siglo XVIII un cocinero francés introdujo en el roscón una moneda de oro y a partir de ese momento la moneda adquirió más valor que el haba, que nadie la quería.

Llegó a nuestro país de la mano de las casa de Borbón, Felipe V tío del rey francés Luis XV, trajo la modalidad de la moneda en el roscón a España, que con los años se cambió por una figurita de cerámica.

A partir del siglo XIX es cuando se come el roscón el día de Reyes.

Esta claro que las costumbres navideñas que hoy mantenemos son fruto de una larga evolución, hoy en día el haba se considera signo de mala suerte, cuando en su momento lo fue de prosperidad.

Es un postre sin duda especial, que combina la tradición con la magia de ese día.

Si este año os toca el haba, no pasa nada, remontaros a los tiempos antiguos, cuando su significado era el de prosperidad.

 

¡Feliz año!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *