Probióticos y prebióticos

Abr 14, 2015 6 Comments in Nutrición
Probióticos y prebióticos

Se habla mucho de probióticos y prebióticos, pero sabemos qué son? cuál es la diferencia?. Ambos son beneficiosos para la microbiota intestinal, la principal diferencia entre ellos es que los prebióticos forman parte de los alimentos, mientras que los probióticos son microorganismos vivos.

La utilización de probióticos para tratar el sistema digestivo no es nueva, tiene cien años de experiencia. A principios del siglo XX, el premio Nobel ruso Ilya Metchnikov explicó que las bacterias del ácido láctico de las leches fermentadas eliminan los microbios tóxicos de nuestro aparato digestivo, que de otro modo acortarían nuestra vida. Metchnikov se adelantó a su tiempo, hoy en día está demostrado que los microorganismos presentes en el intestino son, cruciales para la salud. La dieta desempeña un papel fundamental en el mantenimiento de la diversidad y el correcto funcionamiento de nuestra microbiota intestinal.

PROBIÓTICOS.

Los probióticos  son microorganismos vivos, que cuando se administran en cantidades adecuadas, pueden aportar un beneficio a la salud.

Los encontramos de forma natural en lácteos como el yogur, leches fermentadas y quesos, también en el chucrut y los productos de soja fermentados. Pueden añadirse a muchos tipos de productos, como a alimentos o medicamentos y también encontrarse en forma de suplemento nutricional.

Para que los probióticos produzcan el efecto deseado, han de consumirse en forma regular y sostenida en el tiempo. Las propiedades de un probiótico dependen de cepas específicas, no todos los probióticos tienen los mismos efectos, por ello los preparados probióticos deben especificar las cepas y dosis que contienen y para que patología está recomendado su empleo, que debe estar respaldado por ensayos clínicos.

Los efectos beneficiosos son muchos y variados y siempre van a depender de la cepas empleadas. Los utilizamos para, prevenir y tratar las diarreas infecciosas y asociadas a antibióticos, estimular el sistema inmune, prevenir algunas manifestaciones alérgicas, como la rinitis y el eczema atópico. En el tratamiento de los cólicos del lactante, en la enfermedad inflamatoria intestinal, para reducir el riesgo de contraer enfermedades infecciosas y contribuyen a restaurar la microbiota intestinal.

La investigación sobre probióticos y prebióticos es constante y continuamente se van descubriendo nuevos campos de aplicación.

PREBIÓTICOS.

Son componentes alimentarios no digeribles (carbohidratos no digeribles), que llegan al colon, se fermentan y tienen un efecto favorable sobre el crecimiento y la actividad biológica de ciertas bacterias beneficiosas de la flora intestinal.

Los prebióticos forman parte de los alimentos. Están presentes de manera natural en vegetales y fruta, ajo, cebolla, puerro, espárragos, alcachofas, tomates, plátanos, ciruelas, manzanas, cereales, legumbres y frutos secos. También pueden añadirse a los alimentos.

Los efectos beneficiosos de los prebióticos también son muchos y variados. Contribuyen a disminuir el riesgo de infecciones intestinales, previenen el estreñimiento, aumentan la absorción de ciertos minerales como el calcio, reducen los trastornos digestivos y actúan mejorando la microbiota intestinal, estimulando el crecimiento de bacterias «buenas».

Una vez más queda patente que» somos lo que comemos» ya que cuando nos alimentamos se alimentan millones de bacterias que habitan nuestro sistema digestivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *