tarta de té matcha

abr 27, 2018 0 Comentarios en Recetas
tarta de té matcha

Hace mucho que me apetecía cocinar una tarta de té marcha, de ese color verde tan intenso.  Una amiga estuvo en Japón y me trajo un paquete de auténtico té marcha japonés, ya tenía excusa. El té marcha, es un té molido, matcha significa té en polvo en japonés, pero sólo se trituran las hojas, eso es lo que le hace tan especial, también el proceso para obtenerlo que es   muy  delicado.

Busqué una receta en internet y me quede la de  maria lunarillos ,  su receta es para  un bundt cake de té marcha, yo lo cociné en un molde normal porque en el último momento decidí que le añadiría un frosting de queso. En realidad se puede utilizar la receta de cualquier bizcocho.

Ingredientes para el bizcocho

  • 6 huevos L
  • una pizca de sal
  • 240 g de azúcar
  • 240 g de harina tamizada
  • 2 cucharadas de postre de té matcha
  • 70 g de mantequilla fundida

IMG_1725

Ingredientes para el frosting

  • 1 tarrina  de queso philadelphia
  • 1 /4 de taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar glas
  • unas gotas de zumo de limón

IMG_1731

Preparación del bizcocho

. Tamizamos la harina junto con el té matcha.

. Batimos los huevos con batidora eléctrica y añadimos la pizca de sal y el azúcar. Batimos hasta que cambie de consistencia y de color (Batir a punto de cinta).

. Añadimos la harina y mezclamos de forma envolvente con una espátula de goma.

. Llenamos el molde previamente engrasado y lo ponemos al horno ya caliente a 170º durante 40 minutos,  hasta que salga limpia la barilla al pinchar el bizcocho.

. Lo sacamos del horno, a los diez minutos lo desmoldamos sobre una rejilla y lo dejamos enfriar.

. Cuando esté frio lo partimos por la mitad con un cortador para tartas.

IMG_1730

Preparación del frosting de queso

Mezclar el queso con la mantequilla, el queso ha de estar frio y la mantequilla a temperatura ambiente para integrarlos bien. Batimos y luego añadimos el azúcar glas y el limón, hasta que quede como una crema. Normalmente en todas las recetas de frosting se pone más azúcar, pero para mi con esta cantidad ya es suficiente para que adquiera la consistencia de crema.

Aplicamos el frosting encima de uno de los dos trozos de bizcocho y colocamos el otro encima. Lo metemos en la nevera y lo dejamos enfriar para que el frosting solidifique.

En el momento de servir espolvoreamos con un poco de azúcar glas.

Como veis es una receta no muy saludable, pero, esporádicamente nos la podemos permitir. Yo intento que todos los ingredientes sean ecológicos y restringir al máximo el azúcar.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *