Teff: un superalimento sin gluten

Feb 2, 2017 0 Comments in alimentos
Teff: un superalimento sin gluten

Seguimos descubriendo alimentos pocos conocidos en nuestra dieta, con propiedades extraordinarias y que nos permiten diversificar nuestra alimentación. Esta vez el protagonista es el teff, un cereal cuyo grano es todavía más diminuto que el del amaranto, con propiedades similares a éste y que forma parte del grupo de los cereales sin gluten.

 

¿Cuál es su aspecto y de dónde proviene?

El grano del teff es el más diminuto del mundo: no alcanza los 1,7 mm de alto por uno de ancho. Conocido como el trigo de Etiopía, donde lo consumen desde hace más de 5.000 años, forma parte de la familia de las poáceas. Su nombre científico es ‘Eragrostis teff’ y proviene de la palabra amárica ‘teffa’, que significa “perdido» en español, debido a su diminuto tamaño.

Los colores de la semilla incluyen distintas tonalidades, las más comunes el color crema, marrón oscuro, marrón claro y rojo; y su fácil adaptación a distintas tierras, su resistencia a terrenos áridos y a sequías e incluso a plagas, hacen que sea muy fácil de cultivar y que no requiera la utilización de químicos.

En España se cultiva desde hace casi 6 años, en Castilla y León, tanto en ecológico como en convencional. Su plantación se ha expandido también por América del Norte, Europa y Japón, bajo la patente de la compañía Ecosem Europa, que posee la única licencia del Gobierno de Etiopia para cultivar este cereal fuera de su territorio y para su aplicación a productos alimenticios

Propiedades nutricionales

Del mismo modo que el amaranto o la quínoa, el teff contiene los ocho aminoácidos esenciales para el organismo y su consumo nos aporta múltiples beneficios. Más allá de ser un cereal libre de gluten, es el grano más rico en calcio (130g equivalen a 1 vaso de leche), por lo tanto, es ideal para intolerantes a la lactosa, veganos y personas con osteoporosis. Este alimento es perfecto también para niños, ya que favorece el desarrollo óseo.

El teff favorece la salud cardiovascular, regulando los niveles de colesterol gracias a su contenido en ácidos grasos omega-3, y controla el índice glucémico en sangre, por lo que es recomendable para personas con diabetes tipo 2. Otra de sus ventajas es que es rico en Vitaminas del grupo A, E, K y B y minerales como el hierro, por lo que es interesante para personas con anemia y desgaste físico o mental.

Su perfil nutricional también es excelente para deportistas, ya que su bajo índice glucémico y su contenido en hidratos de carbono de asimilación lenta permiten que la energía se mantenga durante más tiempo. Además es rico en proteínas y minerales como el magnesio o potasio, que favorecen el rendimiento y permiten una óptima recuperación física y mental.

Por último, destaca su aporte en fibra, fundamental para regular el tránsito intestinal y que, junto con los carbohidratos de absorción lenta, contribuye a saciar el apetito en dietas de adelgazamiento.

Ideas para incorporarlo a tu dieta

Tradicionalmente, el teff se utiliza fermentado, lo que lo hace más digerible y potencia sus beneficios nutricionales. Es un alimento con muchas posibilidades en la cocina; podemos utilizarlo como sustitutivo de semillas y harinas (para espesar) y para preparar variedad de alimentos: pan, galletas, hamburguesas vegetales, bizcochos, barritas energéticas, tortitas, papillas para bebé e incluso bebidas vegetales.

En Etiopía, es el ingrediente básico de la dieta. La preparación más típica es la “injera”, muy similar al pan de pita, y que se elabora con teff fermentado durante tres días. Se utiliza como plato rellenándola con los ingredientes y a modo de cuchara. ¿Te animas a prepararla?

Receta para preparar injera, pan etíope apto para celíacos

INGREDIENTES

  • 200 g de harina de teff.
  • sal al gusto.
  • 2 cucharadas de aceite vegetal.
  • 300 cl. de agua

PREPARACIÓN

1. Mezclar la harina con el agua y dejar reposar durante tres días en un bol cubierto con un trapo hasta que fermente. Verás que se forman pequeñas burbujas en la masa.

2. Añadir la  sal y remover bien la mezcla.

3 .Calentar una sartén a fuego medio con aceite.

4. Verter una cantidad de masa equivalente a un cucharón (como si hiciéramos una crepe) cubriendo toda la sartén y dejar cocer un momento, con tapa, para que se cueza la parte de arriba. No hay que darle la vuelta.

5. Retirar del fuego cuando se puedan levantar los bordes de la masa, antes de que llegue a tostarse.

6. Dejar enfriar.

7. Repetir el proceso hasta terminar la masa e ir colocando las injeras listas separándolas con papel film o de aluminio, para que no se peguen unas con otras.

Para servirlas, rellénalas con verduras, ensalada o lo que más te apetezca. Si quieres descubrir más recetas o comprar teff online, puedes hacerlo aquí.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *