Kamut: un cereal más digestivo y nutritivo que el trigo común

jun 22, 2017 1 Comentarios en alimentos
Kamut: un cereal más digestivo y nutritivo que el trigo común

¿Has probado el kamut? Si todavía no has descubierto este cereal milenario, debes saber que sus propiedades nutricionales son excelentes y que se trata de un cereal muy energético, ideal en la alimentación de personas con un estilo de vida activo, gracias a su alto contenido en lípidos. Igual que la espelta, el kamut es trigo, por lo que contiene gluten y no es apto para celíacos. Sin embargo, genera menos intolerancias y es más nutritivo que éste; a continuación veremos por qué.

¿Cuál es el aspecto del kamut y de dónde proviene?

El kamut es una de las variedades de trigo más antiguas que existen; pertenece a la variedad de Triticum Turgidum y a la familia del trigo duro. Procedente de Egipto, su nombre significa “pan” en egipcio. Este cereal es conocido como el “trigo más antiguo del mundo”, el trigo de los faraones o de Tutankamón, y es el antecesor de los cientos de variedades de trigo existentes hoy en día.

En cuanto a sus orígenes, el cultivo del kamut surgió a raíz de unos granos de kamut que fueron encontrados en una vasija dentro de una pirámide egipcia. Quien los descubrió quiso probar si lograba hacerlos germinar y lo consiguió. A pesar de que este cereal ha tenido a lo largo de su historia periodos de más éxito o menos, actualmente sus propiedades están siendo cada vez más valoradas por el consumidor.

El aspecto del grano del Kamut es dos o tres veces más grande que el del trigo y se trata de un cereal más sabroso y dulce que el trigo común. Otra de sus ventajas es su alta resistencia a las plagas, por lo que puede ser cultivado de forma ecológica con facilidad.

Propiedades nutricionales y otros beneficios del kamut

  • Posee una mayor concentración de lípidos, proteínas, fibra, vitaminas del grupo B (B1, B2, B3), minerales, polifenoles y aminoácidos que el trigo común, siendo una opción más nutritiva.
  • Contiene proteínas de buena calidad, concretamente, alrededor de un 20-40% más que el trigo común.
  • Es rico en hidratos de carbono complejos.
  • Fácil de digerir, ya que la piel del grano es muy fina y no contiene demasiada fibra.
  • Rico en grasas poliinsaturadas.
  • Su aporte de minerales es mayor que el de otros cereales; el kamut contiene hierro, magnesio, potasio, calcio, selenio y zinc. Además contiene fósforo, ayudando a la desintoxicación del cuerpo.
  • Su alto contenido en manganeso, lo hace ideal para prevenir la osteoporosis y cuidar la salud de los huesos, por lo que es interesante en la dieta de mujeres con menopausia.
  • Aporta propiedades antioxidantes, gracias a su aporte en selenio y Vitamina E, siendo recomendable para prevenir problemas cardiovasculares y controlar los niveles de colesterol.
  • Provoca, igual que la espelta, menos intolerancias que el trigo común, ya que no han sufrido tantas variaciones genéticas como el trigo y no son cereales híbridos. De hecho, es bien tolerado por un gran número de personas con alergias o intolerancias a otras variedades del trigo.
  • Igual que muchas bebidas vegetales de cereales, la bebida de kamut, es una alternativa ideal para los intolerantes a la lactosa o veganos. 

Ideas para incorporar este cereal a tu dieta 

Al ser trigo, los usos del kamut en la cocina son muy similares al de este cereal. Por ejemplo, podemos utilizarlo en forma de harina, en cualquier receta y lo encontramos también en forma de pan, copos, galletas, snacks, bebidas vegetales, cereales para el desayuno, pasta o en grano entero. Cocinando el grano entero con la proporción adecuada de agua (2 partes de agua por una de cereal), podemos condimentar ensaladas, sopas o guisos, consiguiendo un aporte de energía extra en nuestras recetas. Recuerda que antes debemos ponerlo en remojo durante 2 horas y que el tiempo de cocción es de 50 minutos a hora y media, aproximadamente.

El kamut es una marca registrada que se cultiva únicamente en EE.UU, por ello, te recomiendo que cuando compres Kamut te asegures que su etiquetado incluye la R de registrado y de que se trata de Kamut Khorasan. De este modo te asegurarás de que es kamut de agricultura ecológica, que posee al menos un 12% de proteínas y que está libre en un 99% de otras variedades de trigo moderno.

RECETA ENSALADA FRÍA DE GARBANZOS Y KAMUT

Esta receta de Natursan.net es perfecta para esta época del año: refrescante, nutritiva y sabrosa. Es una buena propuesta para llevar en el tupper y para esos días en que nos apetezca una ensalada fresquita, que a la vez nos sacie y nos alimente.

Ingredientes

  • 2 vasos de garbanzos cocidos
  • 4 vasos de agua
  • 1 vaso de kamut cocido
  • 1 tomate fresco
  • 2 pimientos rojos asados
  • ½ cebolla pequeña picada
  • ¼ taza de perejil picado

Para el aliño

  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 6 cuchadas de jugo de limón
  • Sal
  • 3 dientes de ajo picados
  • Pimienta

Preparación

  1. Enjuaga el kamut en agua fría y resérvalo.
  2. Pon el agua en una olla y cuando hierva, añade el kamut, tápalo y cocina a fuego lento durante 1 hora y media.
  3. Mientras se cocina el kamut, mezcla en un bol, con la batidora, el jugo de limón, el aceite de oliva, la sal, la pimienta y los ajos picados. Reserva el aliño.
  4. Corta a trozos los pimientos asados y el tomate.
  5. Coloca todos los ingredientes en una ensaladera y mézclalos bien, añade el aliño y deja marinar durante media hora.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados son obligatorios. *